lunes, 20 de octubre de 2008

Mme. Le Roux

3 comentarios:

jordi dijo...

Al parecer, el plumaje de este singular jilguero destiñe cuando Mme Le Roux le besa la cabecita... Son las servidumbres del cariño: se dice que todo amor, al acabarse, deja pringue en los hasta entonces amantes

danielsan dijo...

Al parecer se dice, sí.

txemacantropus dijo...

Bello